Tener el coche estacionado al lado de la sala de estar del apartamento ya es parte de la rutina de algunas personas y eso es posible gracias a los elevadores de coches, que transportan los vehículos desde la planta baja de los edificios hasta los pisos de sus dueños. Se trata de un nuevo paradigma y que trae cambios culturales, además de un nuevo concepto de belleza y estética a los inmuebles.

Los residentes de los edificios con este tipo de equipo pueden disfrutar de comodidad y practicidad, por ejemplo, a la hora de tomar las compras del coche, sin necesidad de carritos o de usar el elevador de servicio.

Los amantes de los coches, ya sean deportivos, antiguos, raros, convertibles o importados, tienen la oportunidad de tenerlos siempre a la vista y hasta de mostrarlos a amigos e invitados, como parte decorativa de la sala.

Con el sistema de llamadas por biometría (lectura digital), el propio habitante puede accionar el elevador de dentro del automóvil. Además de confort, el equipamiento también amplía la seguridad de los residentes, pues sólo las personas registradas pueden tener acceso al ascensor. Foto: Pedro Vilela

Con el sistema de llamadas por biometría (lectura digital), el propio habitante puede accionar el elevador de dentro del automóvil. Además de confort, el equipamiento también amplía la seguridad de los residentes, pues sólo las personas registradas pueden tener acceso al ascensor. Foto: Pedro Vilela

 

Elegancia y producción personalizada

Los ascensores que transportan coches hasta los apartamentos son los mismos equipos encontrados en edificios-garaje, pero con acabados más sofisticados. Las cabinas siguen el patrón de decoración del edificio, revestimientos elegantes y diferenciados, iluminación en LED y terminales digitales.

Como parte de proyectos únicos y personalizados, los ascensores para coches se caracterizan como especiales, ya que tardan más tiempo en fabricarse. Por estas particularidades, la thyssenkrupp Elevadores posee un departamento destinado a la producción de estos equipos. El objetivo es atender a ese nicho con calidad, de acuerdo con las necesidades de mercado y enfocado en la innovación.

 

Proyecto de acuerdo con la norma

Para tener un ascensor de ese instalado en su casa, el edificio necesita atender algunas exigencias, como un proyecto adecuado para albergar la casa de máquinas de tamaño más grande, así como la caja de carreras. Esto es porque el elevador de coches tiene capacidad para transportar hasta cinco toneladas y opera a una velocidad de 3 metros por segundo.

En el marco de la norma NBR 14712, de la Asociación Brasileña de Normas Técnicas (ABNT), que establece los requisitos necesarios de seguridad para la construcción e instalación de este tipo de ascensor, la misma que se ajusta al tamaño, capacidad y demás proporciones, el elevador para coche está encuadrado en la norma NBR 14712, que vale para los equipos que transportan cargas.

Residencial Sol, edificio residencial del Grupo EPO, en Nova Lima (MG), con 28 pisos tiene un ascensor que transporta el coche hasta el piso del apartamento, donde hay una plaza especial para dejarlo estacionado. Foto: Pedro Vilela

Residencial Sol, edificio residencial del Grupo EPO, en Nova Lima (MG), con 28 pisos tiene un ascensor que transporta el coche hasta el piso del apartamento, donde hay una plaza especial para dejarlo estacionado. Foto: Pedro Vilela

Related Post

Deixe um comentário

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>