Imagine una carretera con cientos de vehículos de paseo que transitan sólo con sus conductores. Esto genera congestión, retrasos, desperdicio de tiempo y combustible porque muchos coches no utilizan la capacidad máxima de cinco personas por vehículo. Lo mismo sucede cuando el ascensor es usado solamente por un pasajero a la vez.

Desafortunadamente, el intenso tránsito en las carreteras parece estar lejos de ser solucionado. Pero a diferencia de esta situación, los edificios que ya implantaron el Sistema AGILE de Anticipación de Llamada lograron ampliar la capacidad de tráfico de los ascensores y, consecuentemente, acabar con el problema de largas filas en las entradas de los edificios, terminar con la demora en la espera del ascensor y además facilitar el desplazamiento con comodidad y agilidad para que el pasajero permanezca menos tiempo dentro de la cabina.

Cambió la manera de viajar en ascensor

¿Cómo se puede hacer? Cambiando la manera de “llamar” al ascensor. Antes de apretar el botón, se quedaba esperando y subía al primer ascensor que llegaba. Después, ya dentro del ascensor, accionaba en el panel el piso de destino. De esta forma, personas que van a pisos distintos utilizan el mismo ascensor que va parando, piso por piso, para atender a las llamadas registrados.

Ahora, con la Anticipación de Llamadas, antes de entrar en el ascensor, usted digita en las terminales que quedan en el hall de entrada y en los pisos, el piso al que desea ir y luego confirma el destino. Con estos dos datos, su ubicación y destino, el sistema indica qué ascensor estará disponible para llevarlo a su piso de destino en el menor tiempo posible. Esto es porque se realiza el análisis del tráfico y, de forma inteligente, el elevador seleccionado es el que tiene condiciones de atender el llamado con más eficiencia.
De esta forma, las personas que digiten el mismo destino que el suyo o que van a pisos próximos serán atendidas por el mismo ascensor, o sea, los viajes son dirigidos para que la persona llegue a su destino de forma rápida y sin necesidad de estar esperando por mucho tiempo. La idea es transportar a las personas en un edificio de forma ágil, haciendo que los ascensores ejecuten el mínimo de paradas entre los pisos.

AGILE-Antecipação-de-Chamadas-baixa

Ahorro de tiempo y energía

La nueva forma de subir al ascensor puede causar sorpresa en el primer momento, pues ya no hay dentro del ascensor un panel con los botones de los pisos. Pero el sistema es amigable y fácil de entender. Al registrar su llamada en la terminal, usted tiene que apretar la tecla confirmar para liberar la información para el sistema, así, si la persona se equivoca al digitar el piso, da tiempo de corregir.
Con esta tecnología, el edificio también ahorra energía eléctrica al final del mes, porque no hay desperdicio con idas y venidas innecesarias de llamadas interrumpidas o canceladas. La tecnología utilizada en el desplazamiento de las personas converge a la mejor solución posible.

Related Post

Deixe um comentário

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>