Talleres para que los jóvenes puedan participar en los procesos de selección, desarrollar habilidades sociales y actitudes profesionales en ellos, enseñar derechos y deberes de los trabajadores, así como el emprendimiento.

Estos son los contenidos de las clases que se ofrecen a unos 40 jóvenes colombianos que se encuentran en la 3ª promoción del Proyecto SEED.

A través de esta iniciativa, en alianza con Aldeas Infantiles SOS, los jóvenes participantes se capacitan para el mundo laboral y para acceder a su primer empleo, basado en la formación profesional.

Clases en línea en la pandemia

Con la llegada de la pandemia Covid-19, esta clase empezó a recibir las enseñanzas en clases online, un formato muy diferente en relación a años anteriores, que siempre fue presencial.

Para cursar la titulación en este tipo de formación, el equipo de Aldeas Infantiles SOS organizó sesiones, generó los enlaces e invitó a los participantes. Además, brindó la estructura para que todos puedan asistir a clases, ya que muchos estudiantes no tienen computadoras o acceso fácil a Internet.

Otro desafío fue para los docentes voluntarios, quienes debieron adaptar al formato virtual todos los contenidos previstos para ser impartidos en las actividades de aula. También buscando fomentar la participación activa de los jóvenes frente a la pantalla.

Pero los resultados de las clases virtuales han sido positivos. Porque los alumnos están felices y disfrutan de los talleres.

Además, otro beneficio observado con este formato fue la generación de oportunidades de participación para jóvenes de diferentes ciudades. Como los de Cali, Bucaramanga, Medellín, Neiva y Bogotá (entro otros municipios más pequeños). Antes, el proyecto solo llegaba a adolescentes de Bogotá.

Tras los talleres online, que finalizaron el 26 de agosto, la clase pasará por una formación práctica y presencial, que se potenciará en noviembre y contribuirá a la cualificación para el mundo laboral de los participantes.

Proyecto SEED

Proyecto SEED 2018

Conocimiento transmitido

En América Latina y el Caribe, hay alrededor de 110 millones de jóvenes desempleados o con empleo informal. Según datos publicados en el primer trimestre por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para ayudar a reducir este número, el proyecto SEED, una iniciativa de responsabilidad social de thyssenkrupp Elevadores, ya capacitó a jóvenes de Brasil, Colombia y Uruguay, países de la región donde está presente.

Estos jóvenes lograron ingresar al mundo laboral a través del programa lanzado en 2017, que tiene como objetivo apoyar y desarrollar las habilidades de los adolescentes en la búsqueda de su primer empleo.

Para ello, se apoya en el desempeño de los integrantes del voluntariado corporativo. Durante las clases, estos profesionales transmiten a los participantes sus conocimientos relacionados con la educación, la sostenibilidad, el desarrollo social y otros temas del entorno profesional.

Related Post

Deixe um comentário

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>